Quiero hacerme un Blanqueamiento Dental. #5 Datos que debes conocer.

Buscando la sonrisa perfecta nos vemos bombardeados por anuncios de Blanqueamiento Dental. Todos prometen devolver al nuestros dientes el color blanco de antaño. A cualquier precio, lo low cost se lleva.

Pero, ¿por qué se tiñen los dientes? Con el paso de los años el esmalte de los dientes se desgasta dejando entrever el color más amarillo de la dentina que se encuentra debajo. Sin embargo, las causas más frecuentes de manchas en los dientes son prevenibles. La ingesta de determinadas bebidas (té, café, cola…), fumar, y no mantener una adecuada higiene oral son algunas de ellas. Cuando el cepillado de los dientes no es adecuado, se crea una película sobre estos que permite el depósito de todas estas tinciones. Es entonces cuando nos planteamos un Blanqueamiento Dental.

#1. El Blanqueamiento Dental es un tratamiento odontológico

Si estás considerando un blanqueamiento dental, pide consejo a tu odontólogo.  Las páginas de ventas por internet sólo ofrecen testimonios no contrastados y no información profesional.

Es recomendable evaluar la salud general de dientes y encías y conocer la existencia de otros problemas de salud general antes de tomar la decisión de realizar un blanqueamiento dental. Una vez tomada la decisión, se hace un seguimiento no sólo durante el proceso del blanqueamiento sino también una vez finalizado el tratamiento.

#2. ¿Cómo funciona un Blanqueamiento Dental?

La mayoría de los tratamientos de blanqueamiento contienen peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) y se emplean más frecuentemente siguiendo una técnica mixta, con tratamiento inicial en la consulta y posteriormente en casa.

  • En la consulta, se aplica un gel que, al activarse con luz fría LED  provoca la liberación de radicales libres que penetran a través de los poros del esmalte eliminando las sustancias que tiñen el diente.
  • El tratamiento continúa a domicilio con la aplicación de la misma sustancia (a menores concentraciones) en una férula nocturna

No es un tratamiento doloroso, pero en algunos casos  puede ocasionar sensibilidad que va desapareciendo en 2-3 días de manera espontánea.

Se recomienda evitar en niños menores de 15 años, ya que el esmalte  no está completamente formado; mujeres embarazadas, pacientes con problemas en las encías o con alergia a la fórmula y/o componentes empleados para su realización.

#3. NO existe el blanco absoluto ni efecto que mil años dure

Tras un blanqueamiento dental, se recomienda el adecuado cepillado de los dientes, seguir una “dieta blanca”, eliminando aquellos alimentos que provoquen tinciones, y no fumar. El color obtenido se mantiene entre uno y tres años.

El color de nuestros dientes depende del tipo de esmalte y hay hasta 20 tipos de esmalte, variando incluso en los diferentes dientes de una misma persona. No existe, sin embargo, el blanco absoluto, y la obsesión por conseguir una sonrisa excesivamente blanca (blancorexia) puede conllevar riesgos importantes para el diente y la salud bucal.

#4. El “low cost” puede acabar costando “caro”

Desde el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM) se ha promovido la campaña ‘Tu boca no está de oferta’ . Se quiere concienciar de los riesgos en la salud bucodental que se asumen al utilizar productos no homologados o realizar este tratamiento en centros no autorizados.

Los productos “low cost” no contienen las concentraciones adecuadas de las sustancias blanqueantes. En algunos casos contienen además otras sustancias que erosionan el esmalte del diente, en ocasiones con consecuencias irreversibles.

En la Unión Europea, solamente pueden venderse sin receta los productos de higiene bucal que contienen menos de un 0,1% de peróxido de hidrógeno. Los que se aplican en la consulta del dentista suelen contener mayores concentraciones de agentes blanqueadores.

#5. El mejor Blanqueamiento Dental, una adecuada higiene oral

Realizar un tratamiento blanqueador debería ser siempre la última de las opciones. Mantén una salud bucodental adecuada con cepillado de los dientes 3 veces al día. Visita con regularidad al dentista para evitar la formación de sarro sobre el que se depositan las sustancias que tiñen el diente.

Si estás considerando un blanqueamiento dental, no asumas riesgos. Consulta siempre a tu dentista, estamos aquí para ayudarte.

Leave a Reply